11.05.2009

Crónica 15 - Canción

Entré por tu ventana de papel, bajé por el carrusel, pero no te encontré.

Corrí hacía el jardín fantasma de nuestro recuerdo, jugué con los colores y floté entre las nubes, más aún no te encontré. Eres la flama que inspira mi pasión y da confianza a mi corazón.

Entre las nubes de agua vi un pedazo de sol, me señalo tu dirección, pero me cegó para dejarte huir entre el viento, también es parte del juego, increiblemente contento por el rastro de tu dulce olor viajo dormido hasta donde las estrellas me dan aventón.

Eres el viento que mueve las aguas de mi inspiración.

Despierto de una realidad para encontrarme con el cálido recuerdo de tu cuerpo sobre mi piel, las estrellas me dejaron con nuestro amigo sol, sin mirar me dice donde buscar: es la casa de papel.

Eres el agua que refresca mi aura en cada ocación.

Entro por la puerta del dragón, me despojo de todo material, siento tu energía radiante desde nuestra habitación. Te escucho entre susurros perdidos, la fantasía corre enfrente de mí, ya te encontré.

Eres la tierra donde nace mi alma y empieza la revolución.

Entramos al mundo extasiado de nuestro ser, recordamos con los labios lo que conocieron las caricias, tocamos lo que vimos con nuestros sentidos y sentimos lo que fue la primera vez que nos vimos.

Eres tú...